Cuidados básicos de las telas y tus prendas

Es el momento de lavar tus prendas y con ello llegan infinidad de preguntas. La realidad es que no todas las telas son iguales y cada material requiere un tratamiento adecuado. El cuidado apropiado de cada tela de tu armario asegurará que se mantengan en perfectas condiciones y que duren más tiempo. De esta forma no tendrás que comprar ropa con tanta regularidad lo cual significa un ahorro.  

Te recomendamos que cuando compres una tela o una prenda revises la etiqueta, conozcas su composición y el tipo de lavado recomendado para evitar pérdidas de color, que la tela se encoja o bien se llegue a romper.   

Todas las prendas traen etiquetas de cuidado, en ella encontrarás las instrucciones de lavado y cuidado recomendadas por el fabricante para el lavado y planchado. También las lavadoras cuentan con infinidad de programas para lavar las telas, no basta con separar la ropa por color, lo cierto es que dependiendo del tipo de tela varía la temperatura del agua, si debes usar secadora, planchar o lavar a mano, por ejemplo. 

En este post te compartimos algunas recomendaciones para cuidar tu ropa dependiendo de la tela y que esta se mantenga el mayor tiempo posible en perfectas condiciones. Sigue estos consejos para el tratamiento de tu ropa según sus tejidos. 

Algodón. Una de las telas más utilizadas mundialmente. Es suave, fresca , versátil y cómoda. Es una tela muy duradera, aunque se arruga con facilidad. Es de las telas más usadas para camisetas, camisas o vestidos. Salvo que esté prelavado, el algodón se encoge. Una prenda pre-lavada puede lavarse con agua caliente, templada o fría. El secado excesivo encoge la ropa de algodón. El planchado es a altas temperaturas. 

Denim o Mezclilla. Una tela de moda, hecha por algodón, pero pesada y más duradera. No requiere cuidados especiales, se puede lavar en lavadora, pero para mantener sus colores se recomienda lavarla por el revés. Puede centrifugarse o secarse colgada, el planchado es recomendable a altas temperaturas. Una recomendación especial es no lavarla con otras prendas hasta saber que no se destiñe.  

Lana. Es una fibra animal que requiere cuidados especiales, lo ideal es lavarla en seco, aunque existen lavadoras con ciclo para lana, el lavado es en frío para evitar que se encoja. No utilizar centrifugado ni secadora, se recomienda secarla extendida de forma horizontal para evitar que se deforme. Para plancharla debe hacerse a baja temperatura y de preferencia con vapor y por el revés para evitar marcas y brillo.   

Lino. Es una tela muy fresca, ligera, es absorbente y libera la transpiración fácilmente. Es más fuerte que el algodón y su principal característica es que se arruga con mucha facilidad. Se recomienda lavarlo en seco o a mano, con agua a temperatura ambiente o tibia, no fría ni caliente. No necesita ser planchado, aunque si lo deseas, debes hacerlo cuando la tela aún está un poco húmeda, con vapor y a temperatura elevada, colocarle una tela entre la prenda y la plancha y voltearla al revés. 

Seda. Es un tejido delicado que requiere cuidados como lavarse a mano de preferencia o en ciclos suaves para tejidos delicados con detergentes neutros. Evitar el centrifugado, secarlo extendido o colgado a la sombra. El planchado debe ser con la prenda húmeda y a baja temperatura.  

Es de las fibras naturales más antiguas para hacer vestimentas; es una tela conocida por su versatilidad, flexibilidad, suavidad, comodidad y brillo. Su desventaja: se debilita con el sol y el sudor. 

Rayón o Seda Artificial por su aspecto sedoso y brillante, puede lavarse a máquina a baja temperatura o en seco. No se recomienda centrifugar ya que puede deformarse. Puede plancharse a temperatura media.  

Elastano o spandex. Tejido elástico que se añade a las telas para darles comodidad y que tengan mejor caída. Se puede lavar a mano o a máquina, evita el agua caliente y la secadora. Puede plancharse a temperatura media. 

Poliéster. Tejido que permite crear prendas duraderas y fáciles de cuidar. Son tejidos muy resistentes y se arrugan poco, pueden lavarse a máquina con agua tibia. Permiten centrifugado y secadora a baja temperatura. Se recomienda la plancha a baja temperatura. 

Ahora ya sabes cómo cuidar tu ropa dependiendo de la tela. Recuerda revisar las etiquetas antes de lanzar tu ropa a la lavadora.  

En Sutexsa, con gusto te asesoramos en cualquier duda que puedas tener con nuestras telas.  

En Sutexsa encontrarás un extenso surtido para tus prendas. 
  Contáctanos. 

Más artículos

Contáctanos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top
¿Necesitas ayuda?