LAS TELAS Y TEJIDOS IDEALES PARA COMBATIR EL FRÍO  

En estos días de frío todos buscamos vestir con la ropa adecuada para mantenernos calientes, todos buscamos prendas que sean tanto calientes como prácticas para llevar al trabajo o a la escuela. Es importante que la ropa esté elaborada con las telas adecuada para la temporada invernal, a continuación, te hablaremos de las telas más efectivas.  

Paño. Es una tela que se recomienda comúnmente para climas fríos. Es una tela que puede ser sintético o de tejidos naturales como la lana.  Es una tela, ligera, suave y aislante. Entre sus cualidades encontramos que brinda aislamiento térmico, lo que permite mantener el cuerpo abrigado en temperaturas frías. Es suave y cómodo al tacto; ofrece cierta resistencia al viento y es conocido por su durabilidad y resistencia al desgaste. 

Además, es un tejido versátil ya que puede utilizarse en una gran variedad de prendas como abrigos y chamarras para diferentes estilos y ocasiones. 

Franela. Tela suave hecha de lana, algodón, lana, poliéster o la combinación de ellas. Es sin lugar a dudas, una opción popular y recomendable para climas fríos por su capacidad de proporcionar aislamiento térmico, es suave y cómoda al tacto, tiende a ser transpirable, permitiendo que la humedad se escape. La franela puede ser duradera y resistente al desgaste, está disponible en una variedad de estilos y colores y se utiliza comúnmente para pijamas y camisas.  

Poliéster y Nylon. El nylon y el poliéster son dos materiales sintéticos comúnmente utilizados en la fabricación de ropa para climas fríos por varias razones: 

Ambos materiales son repelentes al agua, lo que proporciona una barrera contra la lluvia o nieve, lo que permite mantenerse seco y caliente en condiciones de clima frío y húmedo. Tienden a secarse rápido, lo que permite mantener el cuerpo seco. Ambos materiales son conocidos por su durabilidad y resistencia al desgaste, lo cual resulta beneficioso cuando se está expuesto a elementos extremos como la nieve, hielo o viento. 

Son materiales ligeros, facilitando la movilidad. Estos materiales son generalmente fáciles de cuidar y mantener. Cuando se combinan con capas aislantes, como rellenos de plumas sintéticas, el nylon y el poliéster pueden proporcionar un buen aislamiento térmico, ayudando a retener el calor corporal en condiciones de frío extremo. 

Polar.  Es un tejido recomendado como segunda o tercera capa, no para ir pegado a la piel, porque hace transpirar la piel. Sin embargo, la tela polar es recomendable sólo para prendas casuales como chamarras, suéteres, es un material ligero, permite la movilidad sin agregar volumen excesivo. Es, definitivamente, un tejido versátil y adecuado para diversas actividades y estilos. 

La lana y combinados 

La lana también puede ser tanto natural o mezcla de elementos sintéticos. Es un tejido picoso, por ello se recomienda ponerlo sobre otras prendas para que no tenga contacto directo con la piel. La lana abriga por excelencia. La lana es considerada ideal para climas fríos debido a sus propiedades naturales que la hacen eficaz para mantener el cuerpo caliente en condiciones de bajas temperaturas. La lana tiene una estructura única que le permite retener el calor corporal. Sus fibras crean bolsas de aire que actúan como aislantes térmicos, ayudando a conservar el calor y mantener el cuerpo caliente. La lana tiene la capacidad de absorber la humedad sin sentirse húmeda al tacto. Aunque la lana no es impermeable, tiene cierta resistencia natural al agua. Resistencia a los olores, también tiene propiedades antimicrobianas, lo que ayuda a prevenir la acumulación de olores desagradables. Esto es beneficioso cuando se usa la ropa durante períodos prolongados en climas fríos. La lana es conocida por ser duradera y resistente al desgaste. Además, tiene una elasticidad natural que permite que las prendas conserven su forma original a lo largo del tiempo. 

A pesar de su capacidad para retener el calor, la lana es transpirable, permitiendo que la humedad se escape y evitando la sensación de humedad en la piel. La lana es versátil y se puede encontrar en una variedad de pesos y grosores, lo que permite su uso en diferentes prendas y para diversas actividades en climas fríos. La lana es conocida por ser suave al tacto, proporcionando una sensación cómoda y agradable al usarla directamente sobre la piel. 

Recuerda que la clave para mantenerse abrigado en climas fríos es vestirse en capas, usar materiales adecuados que sean transpirables, retengan el calor y sean resistentes al viento.  

Las necesidades de abrigo pueden variar según la actividad que estés realizando y las condiciones climáticas específicas. Ajusta tu vestimenta en consecuencia y presta atención a las señales de tu cuerpo para mantener un equilibrio adecuado entre el calor y la comodidad. 

 Visita nuestro catálogo para conocer las telas de abrigo que tenemos para ti. 

Puedes comunicarte con nosotros a través de  WhatsApp al 56 4452 1396 o por correo electrónico a ventas@sutexsa.mx. Nuestro equipo amable y profesional estará encantado de brindarte más información, responder tus preguntas y ayudarte en el proceso de compra. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top
¿Necesitas ayuda?