EL USO DE LAS TELAS REPELENTES 

Las telas repelentes resultan una gran opción para la confección de prendas de vestir que requieran resistencia a la lluvia o humedad.

Las telas repelentes han transformado la forma en que las personas interactuamos con el medio ambiente, nos permiten actividades al aire libre en condiciones meteorológicas adversas y mejorando la comodidad y seguridad en diversas profesiones y actividades recreativas.  La evolución de estas telas refleja el constante avance de la tecnología y la adaptación a las necesidades humanas, nos ofrece protección y funcionalidad en una amplia gama de aplicaciones: manteles, sombrillas, tapizado en barcos o muebles exteriores, casas de campaña, sleeping bag, maletas, ropa deportiva, chamarras, gabardinas, entre otros.   A continuación te compartimos un poco de historia para que conozcas de dónde vienen las telas repelentes:

En la antigüedad, se utilizaron materiales naturales para crear telas que les permitieran protegerse de la lluvia y la humedad. Los pueblos indígenas de América del Sur, recubrían sus telas con savia de caucho para hacerlas impermeables, mientras que los nativos en África convertían sus prendas en impermeables con látex. 

En 1823, Charles Macintosh desarrolló un método para unir dos capas de tela con caucho, creando una tela impermeable, de ahí nació el famoso abrigo Mackintosh, un referente en la ropa impermeable.  

Durante la segunda mitad del siglo XIX, se experimentó con diversas sustancias, como el uso de cera y aceites para mejorar la repelencia al agua de las telas. Los marineros y pescadores recubrían sus prendas con aceites y grasas para hacerlas repelentes al agua.    

Durante la Segunda Guerra Mundial, se desarrollaron nuevas fibras sintéticas como el nylon y el poliéster, que ofrecían resistencia y flexibilidad. Estas fibras podían ser tratadas con recubrimientos impermeables para hacer ropa y equipos de exteriores más duraderos y ligeros.  

En la década de 1950, se descubrió que los fluorocarbonos podían usarse para crear una barrera repelente al agua en las telas. Este avance marcó un hito importante, ya que proporcionaba una repelencia más duradera y efectiva.  

En 1969, Bob Gore descubrió una forma de expandir el politetrafluoroetileno (PTFE) para crear una membrana microporosa. Esta membrana, conocida como Gore-Tex, permitió la creación de ropa y equipo impermeables que también eran transpirables, revolucionando la industria de ropa de exteriores.   

El uso de recubrimientos de Teflon y otros polímeros fluorados se popularizó en la industria textil, aplicándose en ropa, muebles y equipos de exterior.  

La aplicación de la nanotecnología en textiles permitió el desarrollo de tratamientos repelentes más avanzados, como la capacidad de repeler el agua y la suciedad a nivel molecular, lo que mejora la eficacia y la longevidad de las telas impermeables.   

Las telas repelentes al agua y otros líquidos tienen una amplia gama de aplicaciones debido a su capacidad para resistir la absorción de líquidos, lo que las hace útiles en diversas industrias y productos. Algunos de los usos más comunes de la tela repelente incluyen:  

Ropa de Exterior: chaquetas, pantalones, y abrigos que deben proteger al usuario de la lluvia y la nieve, ideal para actividades al aire libre como senderismo, montañismo, y esquí.  

Ropa Deportiva: En prendas deportivas donde es importante mantener al usuario seco y cómodo durante la actividad física intensa.  

Accesorios de Moda: Como sombreros, guantes y bufandas que necesitan repeler el agua para mantener la comodidad del usuario.  

Tiendas de Campaña: Las telas repelentes se utilizan en las cubiertas exteriores para proteger contra la lluvia y mantener el interior seco.  

Mochilas y Bolsas de Viaje: En mochilas y bolsas que necesitan proteger su contenido de la lluvia y la humedad.  

Sacos de Dormir: Para mantener la humedad fuera y asegurar un descanso seco y cómodo.  

Tapicería: En muebles y cojines que requieren resistencia a los derrames de líquidos, facilitando la limpieza y el mantenimiento.  

Cortinas y Persianas: Utilizadas en cortinas que pueden estar expuestas a la humedad o que necesitan una fácil limpieza.  

Ropa de Cama: Como sábanas y fundas de almohada, especialmente en entornos donde la resistencia a los líquidos es crucial, como en hospitales o guarderías.  

Ropa de Trabajo: En prendas para trabajos que implican exposición a líquidos, como en la construcción, la agricultura, y la pesca.  

Equipos de Protección Personal (EPP): En la confección de equipos que protegen a los trabajadores de salpicaduras de productos químicos o líquidos peligrosos.  

Fundas y Cubiertas: Para proteger maquinaria y equipos en entornos industriales de la exposición a líquidos.  

Fundas de Colchón y Protectores de Almohada: Para proteger contra derrames y mantener la higiene en camas de hospitales y hogares.  

Ropa y Productos para Bebés: Como baberos y pañales de tela que necesitan repeler líquidos para mantener la comodidad y la limpieza.  

Pañuelos y Mascarillas: En productos que deben resistir la humedad mientras se mantienen transpirables y cómodos.  

Ropa Urbana: En abrigos y chaquetas para uso diario en ciudades con climas lluviosos.  

Calzado: En botas, zapatos y tenis que necesitan resistir el agua para mantener los pies secos.  

Paraguas: Fabricados con telas repelentes al agua para una mayor eficacia en la protección contra la lluvia.  

Productos de Limpieza: En paños y trapos que repelen líquidos para una limpieza más eficiente.  

Manteles y Fundas de Sillas: Para proteger muebles y superficies de derrames y facilitar la limpieza.  

Cortinas de Baño: Que necesitan repeler el agua para evitar la acumulación de humedad y moho.  

De modo que, en nuestras prendas de vestir o en nuestro hogar, debemos contar con telas repelentes si necesitamos protección contra el agua o la humedad.  

Las telas repelentes son valoradas gracias a su capacidad para proporcionar protección contra la humedad y mejorar la durabilidad, mejorar la durabilidad y facilitar el mantenimiento y la limpieza de los productos en los que se utilizan. 

 

 

Visita nuestro catálogo para conocer las telas repelentes que tenemos para ti.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola!
Como podemos ayudarte hoy..